El compromiso de recoger el aceite doméstico usado

Cada persona genera al año entre 6 y 7 litros de un residuo que, si se arroja a la red de saneamiento, tiene un alto poder contaminante. Por ello será clave en el trabajo que Zamudio llevará a cabo dentro del proyecto Waste4Think.

La recogida y reciclaje de aceite usado es fundamental para la gestión de los residuos domesticos y urbanos. Por ello, tendrá un importante papel en el trabajo que Zamudio y la Mancomunidad del Txorierri desarrollarán en el contexto del proyecto Waste4Think durante los próximos tres años.

La Mancomunidad de Servicios de Txorierri ha hecho una importante apuesta por la recogida y la reutilización del aceite doméstico y los municipios del valle cuentan con un total de 30 contenedores específicos para ello, varios de ellos habilitados para personas con movilidad reducida. Con el fin de facilitar esta recogida, los ayuntamientos pondrán ahora a disposición de la ciudadanía botes de plástico de 2 litros de capacidad y con asas en los que almacenar el aceite en los hogares.

Durante los próximos tres años, la Mancomunidad de Txorierri, junto con el Ayuntamiento de Zamudio, trabajará dentro del proyecto europeo Waste4Think para lograr una mejor gestión de los residuos urbanos. Y de entre todos los residuos que se generan en el hogar, el aceite doméstico tiene vital importancia dado su alto poder contaminante y porque es una presencia habitual en los hogares. Cada persona genera de media entre 6 y 7 litros al año de este residuo.

Un solo litro de este residuo puede contaminar 40.000 litros de agua, equivalente al consumo anual de una persona en su domicilio. Además, en la red de saneamiento, el aceite usado puede convertirse en alimento de roedores y facilitar su proliferación. Una vez liberado en el medio acuático, limita la capacidad de autodepuración de las aguas fluviales. Su tratamiento  exige además grandes cantidades de agua.

Verter el aceite por el desagüe o el inodoro supone además desechar un material que puede transformarse para ser reaprovechado de otras maneras: elaboración de jabones y velas y de biodiesel, la apuesta en Txorierri.

Revertir la cultura del “usar y tirar” y aprovechar mejor los recursos es una tarea colectiva. Para sumarse a ella, en la web de la Mancomunidad puede encontrarse toda la información sobre la ubicación de los contenedores para el reciclado de aceite, así como sobre el resto de contenedores específicos para cada tipo de residuo y sobre cómo hacer uso de ellos.