El cálculo de pago por generación de residuos, a debate

El tercer taller de participación ciudadana en torno al proyecto Waste4Think se celebró el 18 de enero en la escuela de Zamudio y trabajó en el diseño del sistema PAYT.

En el año 2016, la recogida y transporte de residuos tuvo un coste de 339.520,98 euros en Zamudio, mientras que el coste del tratamiento de estos residuos ascendió a 220.000 euros. Mientras la primera de estas partidas tiene un carácter esencialmente fijo, la correspondiente al tratamiento puede reducirse con una correcta separación, ya que cada tipo de residuo tiene un coste de tratamiento distinto
(el precio de tratar una tonelada de residuos de fracción resto es de 92,36 euros, frente a los 52,48 euros que cuesta tratar la misma cantidad de residuos orgánicos o el coste cero del papel, vidrio y envases y mínimo del aceite).

Es por eso que, en el marco de la participación en el proyecto Waste4Think, se está planteando el rediseño de las tasas municipales para trasladar el ahorro que supone la correcta separación de los residuos a la ciudadanía que se implica en ella. El diseño centró el 18 de enero el tercer taller de participación ciudadana organizado en torno a las iniciativas del proyecto europeo Waste4Think.

Esta manera de calcular las tasas se conoce como Pago por Generación (PAYT, por sus siglas en inglés) y premia a quienes menos residuos generan y a quienes más reciclan. En Zamudio, el objetivo será reducir el número de residuos que se desechan en el contenedor de fracción resto y fomentar el uso del resto de contenedores, especialmente de orgánico. Para ello se monitorizará el número de aperturas de distintos tipos de contenedores.

El grupo de trabajo debatió, en concreto, sobre cuál deberá ser el número de aperturas de cada contenedor que estará incluido en la tasa general de basuras, y cuál será el coste de las aperturas adicionales. También se debatió sobre cómo usar de determinados contenedores (por ejemplo el destinado a residuos orgánicos) para conseguir reducciones de la tasa.

Los modelos de cálculo con los que se trabaja estiman que quienes  hagan una correcta separación pueden llegar a ahorrar hasta un 40% en su tasa de basura, y quienes generen gran cantidad de residuos, sin separarlos correctamente, podrán llegar a pagar hasta el doble o más del precio de la tasa actual.

La sesión continuó también con el trabajo del anterior taller, del 25 de octubre, donde afloró la necesidad de formar e informar sobre las dudas de reciclaje que pueda tener la ciudadanía y de idear soluciones específicas para los residuos de pañales y compresas.